La neuroplasticidad tras el DCA y la rehabilitación neuropsicológica.

 

En el daño cerebral adquirido, ya sea causado por un ictus, un traumatismo craneoencefálico, procesos infecciosos u otras causas, se produce una muerte neuronal, afectando esto a la anatomía y al funcionamiento del cerebro. Pero ¿qué sucede después en nuestro cerebro?.

Se ha demostrado que las conexiones entre neuronas después del daño cerebral se reconectan a través de la experiencia y a través del entrenamiento,  incluso en cuestión de días.

De esta manera, forzando las actividades cognitivas deficitarias aumentamos la experiencia de esas áreas, y a medida que nuestras experiencias cambian y aumentan se producen nuevas sinapsis, dendritas, axones, y en definitiva más conexiones neuronales. Y es que, el cerebro tiene una neuroplasticidad que nos acompaña a lo largo de toda la vida, facilitándonos así la adaptación.

Probablemente la forma más fácil de conceptualizar la neuroplasticidad después de una lesión en el cerebro es verla simplemente como un reaprendizaje, el cerebro se basará en el mismo proceso neurobiológico fundamental que usó para adquirir esos comportamientos inicialmente. Por ejemplo, los cambios observados en la corteza motora después de una lesión cerebral en respuesta al reaprendizaje motor son los mismos cambios que se observan en la corteza motora durante el desarrollo de esas funciones.

Así mismo, existen dos mecanismos o estrategias de recuperación por los cuales puede ocurrir una mejoría en un área cerebral dañada. Estos son la  recuperación espontánea, y la compensación neuronal:

-La recuperación espontánea es la restauración del tejido neuronal y su actividad como una ‘’cicatrización’’ básica e inherente a la naturaleza humana, incluso en ausencia de entrenamiento o rehabilitación hay recuperación de la lesión y cambio funcional en proximidades cercanas a la lesión, dentro de los tres meses en las lesiones focales y seis meses para las lesiones difusas. 

-Compensación neuronal, que es la adaptación que se produce en el cerebro  mediante un entrenamiento con estimulación cognitiva de las áreas dañadas, es decir, mediante la rehabilitación neuropsicológica.

La rehabilitación neuropsicológica ha experimentado un considerable desarrollo teórico y práctico como un campo especializado de investigación y aplicación clínica por derecho propio. Sus posibilidades de intervención se han ampliado considerablemente tras la creciente evidencia a favor de la existencia de un grado considerable de neuroplasticidad incluso en el cerebro maduro y anciano.

Con el entrenamiento de las funciones cognitivas afectadas se induce la neuroplasticidad, y se van formando nuevos circuitos neuronales gracias a la plasticidad cerebral y a la sinaptogénesis que  son los principales fundamentos de la reorganización cortical. Dicha reorganización se produce gracias a los cambios adaptativos inducidos al forzar esas funciones alteradas. El cerebro se adapta creando nuevos patrones de activación y plasticidad en áreas que rodean la zona dañada, lo que se traduce en una reorganización dentro de la corteza cerebral, tanto dentro del mismo hemisferio dañado como en el hemisferio no dañado, pues este último es capaz de compensar dinámicamente el hemisferio afectado según el nivel de dificultad al que deba enfrentarse. En el caso de la función motora, por ejemplo, si se pierde tejido que controla los movimientos de los dedos, otro tejido cortical cercano puede reorganizarse para controlar ese movimiento perdido.

Una vez explicados los mecanismos de recuperación cerebral, cabe destacar el importante papel del neuropsicólogo en los procesos de rehabilitación neuropsicológica tras el daño cerebral, quien mediante un programa de rehabilitación neuropsicológica puede ayudar a potenciar ese entrenamiento necesario para mejorar el estado de las áreas lesionadas. 

 

 Elisa Molina

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS:

  • Berlucchi, G (2011). Brain plasticity and cognitive neurorehabilitation. Neuropsychological Rehabilitation, Volume 21(number 5), pp. 560-578(19).
  • Heidi Reyst, Ph.D (2018). Neuroplasticity After Acquired Brain Injury. Raimbow Rehabilitation Centers. Livonia. Recuperado de https://www.rainbowrehab.com/neuroplasticity-aquired-brain-injury/.
  • Randolph J. Nudo, (2013). Recovery after brain injury: mechanisms and principles. Frontiers in Human Neuroscience, 887(7), 30-40. Recuperado de: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3870954/.
  • Veeravagu, A (2016). Neuroplasticity after Traumatic Brain Injury. Translational Research in Traumatic Brain Injury.. Boca Raton (FL): Laskowitz D, Grant G, editors.

 

 

 

Author Info

elisa

No Comments

Comments are closed.