Mindfulness. Raíces antiguas, aplicaciones modernas.

Mindfulness o Atención plena y sus efectos positivos

Mindfulness, también llamada atención plena, es una práctica milenaria de origen budista. Se trata, entre otras muchas cosas, de enfocar la atención en el momento presente y aceptarlo sin juzgarlo, pues una mente ajena al presente impide la vivencia de la realidad que está aconteciendo en cada instante.

No se trata de una técnica, sino de un modo de vida, de manera que requiere práctica. Usando la atención plena como modo de vida las personas se hacen más conscientes del presente, les da una perspectiva más amplia de la vida y viven en el presente, ya que la mente cavilatoria hace que se pasen el tiempo lamentando el pasado o catastrofando el futuro. Piénsalo, pasamos muy poco tiempo en el presente, sin ser conscientes de que el presente es el único momento real que tenemos. Y de hecho, nuestra vida puede realmente depender de ello. 

Entre las técnicas que engloban el Minfulness se encuentra la meditación, los ejercicios de respiración, la compasión y la autocompasión, el no juzgar nuestras emociones y otros procedimientos que puedes aprender con un especialista. El conjunto de estas técnicas proporcionan una serie de habilidades para ayudar a las personas a comprender, tolerar y relacionarse con sus emociones de manera saludable. Puede ayudar a alterar las respuestas habituales haciendo una pausa y eligiendo cómo actuar y ser objetivos con los sentimientos.

La atención plena ayuda a calmar la mente y controlar los pensamientos rumiantes, ya que no son pensamientos resolutorios, pues no ayudan a resolver los problemas, sino que los acentúa. Mindfulness es quizá la vía correcta que puede conducirnos al centro de nosotros mismos, y renunciar a la locura de pensar que la solución se encuentra fuera o lejos de uno mismo, llegaremos a descubrir dónde se esconde la felicidad, que es en el día a día y lejos de la rumia constante.

En los últimos años, los psicoterapeutas estamos recurriendo al minfulness como un elemento importante en el tratamiento de una serie de problemas psicológicos, ya que es una práctica muy poderosa en la terapia. Funciona, en parte, al ayudar a las personas a aceptar sus experiencias, incluidas las emociones dolorosas, y en lugar de reaccionar ante ellas con aversión y evitación ayuda a distanciarse de las emociones negativas y verlas con objetividad.

Cuando enseñas a una persona Mindfulness, le ayudas a entrenar para que observe sus propios pensamientos, sentimientos y sensaciones con una visión objetiva, pues cambia la habilidad de las personas de usar estrategias de regulación emocional y aumenta la flexibilidad cognitiva, por lo que se hacen más tolerantes, a la vez que fortalece su resiliencia y mejora su capacidad de experimentar las alegrías de la vida cotidiana porque se enfadan y se frustran menos.

 

Se están llevando a cabo numerosas investigaciones sobre los efectos de la práctica en Mindfulness, se exponen a continuación:

  • Crea una mayor capacidad para lidiar con los eventos adversos.
  • Menos preocupaciones por el futuro.
  • Disminuye la probabilidad de padecer una enfermedad cardíaca.
  • Reducción del dolor crónico.
  • Mejora el sueño.
  • Aliviar las dificultades gastrointestinales.
  • Aumento de la función inmune.
  • Disminución de la presión arterial.
  • Mayor claridad en el pensamiento y la percepción.
  • Experiencia de tranquilidad.
  • Mejora la capacidad para lidiar con una enfermedad.
  • disminuye la reactividad emocional
  • Reducción de la rumia.
  • Disminuye depresión, estrés y ansiedad.

Como terapeutas, cultivar el Mindfulness es quizás el mejor regalo que podemos ofrecer a nuestros pacientes. En cierto sentido, es un obsequio darnos el permiso para frenar y estar presentes, experimentar la vida tal como la vivimos y descubrir quiénes somos realmente en el proceso.

Si te ha parecido interesante este artículo y quieres leer sobre el Mindfulness te recomiendo dos autores expertos en el tema llamados Jon Kabat-Zinn y Vicente Simón.

 

 

 

 

 

 

Author Info

elisa

No Comments

Comments are closed.