Terapia en Adultos

La psicoterapia puede ayudar a aquellas personas que están atravesando problemas y quieren recuperar el control y el rumbo de su vida para sentirse mejor.

El psicólogo te ayuda a identificar qué es lo que genera tu malestar y te da pautas y herramientas para transformar la situación. De manera que, los principales objetivos de la terapia consisten en, por un lado entender y reparar los daños psicológicos, y por otro lado de proporcionar al cliente nuevas herramientas de afrontamiento y las destrezas necesarias para salir de la situación que le perturba y mejorar su calidad de vida.

Terapias individuales: 

  • Síntomas depresivos
  • Ansiedad
  • Problemas emocionales
  • Estrés
  • Duelo
  • Problemas de autoestima e inseguridad
  • Timidez
  • Fobias
  • Control de la ira
  • Crisis existencial
  • Clarificación de valores
  • Ruptura de pareja
  • Terapia de resolución de problemas
  • Terapia de aceptación y compromiso
  • Mindfulness
  • Frustración crónica
  • Ineficacia en las relaciones sociales
  • Técnicas de relajación
  • Obsesiones
  • Problemas psicológicos derivados de la jubilación.

Terapias en grupo:

  • Terapia de pareja.
  • Terapia familiar-sistémica.

La terapia en adultos se desarrolla de la siguiente manera:

-Evaluación: Las primeras sesiones serán de evaluación mediante entrevistas y test psicológicos.

-Devolución: Donde se explicarán los resultados de las hipótesis y pruebas realizadas por el menor, un plan de tratamiento y se especificarán los objetivos que queremos conseguir.

-Tratamiento: Inicio del tratamiento propiamente dicho, con terapias de probada validez científica.

-Seguimiento: Una vez que se consiguen los objetivos de la terapia, se espaciarán las sesiones para comprobar que se ha generalizado lo aprendido y se maneja solo.