Los familiares y cuidadores de personas con daño cerebral adquirido o mayores con demencia son una población con un alto riesgo de padecer depresión, estrés, ansiedad y agotamiento.

Muchas personas desconocen lo que supone tener un familiar con estas características a su cargo y no tienen en cuenta la enorme labor que realizan los cuidadores y familiares de estos pacientes, esto puede provocar sentimientos de incomprensión y desamparo.

El tratamiento de los familiares y cuidadores es tan importante como el tratamiento al mismo paciente, ya que si las personas encargadas de los cuidados de éstos se encuentran irritables y fatigados difícilmente podrán transmitirle al enfermo la ayuda, comprensión y paciencia que necesita.

El servicio de apoyo psicológico de estas personas está enfocado a descargar tensión emocional hablando sobre cómo se sienten, reducir el estrés y la ansiedad por medio de técnicas de relajación y manejo del estrés, ofreciéndoles toda la comprensión y reconocimiento que se merecen.

 

Técnicas empleadas:

  • Tratamiento de estrés, ansiedad y síntomas depresivos.
  • Técnicas de relajación.
  • Clarificación de sentimientos y toma de conciencia para afrontar la nueva situación.
  • Terapia de aceptación y compromiso.
  • Asesoramiento para el correcto trato al paciente.
  • Asesoramiento sobre la diferente sintomatología cognitiva y conductual que atravesará el paciente.
  • Entrenamiento en aplicación de estimulación cognitiva.
  • Técnicas para mejorar la comunicación entre familiar-paciente.
  • Asesoramiento sobre cómo ayudar al paciente a tener autonomía y evitar la sobreprotección.