¿QUÉ ES LA NEUROPSICOLOGÍA?

La Neuropsicología es la ciencia que estudia las relaciones entre conducta-cognición y cerebro. Así mismo, estudia los efectos de una lesión cerebral  y la alteración que ésta provoca en los procesos cognitivos, psicológicos, emocionales y conductuales.

Un neuropsicólogo es un profesional que, en función del daño cerebral que tenga el paciente hace una determinada rehabilitación por medio de la estimulación cognitiva. La estimulación cognitiva sirve para forzar las neuronas del área dañada y las cercanas a ésta  y así tratar en la medida de lo posible mejorar la función cognitiva perdida.

En consulta lo primero que se hace es hacer una evaluación neuropsicológica de secuelas producidas por daño cerebral adquirido. Las principales patologías causantes del DCA son las siguientes:

  • Accidentes cerebrovasculares
  • Traumatismos craneoencefálicos
  • Tumores cerebrales
  • Ataques epilépticos
  • Anoxias o hipoxias cerebrales
  • Infecciones cerebrales
  • Demencias

Después, se hace un tratamiento compensatorio de las disfunciones cognitivas producidas por DCA.

La rehabilitación de funciones cognitivas afectadas pueden ser las siguientes:

  • Atención
  • Agnosia visual
  • Heminegligencia
  • Afasias
  • Memoria
  • Lenguaje
  • Cálculo
  • Práxias 
  • Razonamiento
  • Lectura
  • Escritura
  • Gnosias
  • Desorientación espacio-temporal


Métodos:

-Evaluación neuropsicológica 

-Atención neuropsicológica y psicológica que incluye el manejo de la ansiedad y depresión producidas por la nueva situación.

-Estimulación cognitiva de funciones deficitarias.

-Técnicas y estrategias para lograr la mayor autonomía posible.


Procedimiento:

  1. La entrevista inicial será donde se conozca al paciente y su problemática. Además, se abordarán aspectos esenciales de la terapia y se concretarán las condiciones de trabajo, sesiones, horarios, precios… etc.
  2. Evaluación neuropsicológica donde por medio de distintas pruebas neuropsicológicas se verán las capacidades deterioradas y preservadas del paciente y el nivel de autonomía de este para, a partir de los resultados, hacer una intervención personalizada.
  3. Diseño del tratamiento.
  4. Tratamiento. Puesta en práctica de la estimulación cognitiva y terapéutica.
  5. Seguimiento mediante evaluaciones neuropsicológicas periódicas.

Así mismo, también se ofrece apoyo psicológico y manejo de alteraciones conductuales de pacientes y asesoramiento familiar.


Materiales:

Los materiales utilizados son ejercicios específicos de estimulación cognitiva de diferentes estilos dependiendo de las funciones alteradas y el grado de alteración. Las herramienta más usadas son la tablet con diferentes juegos interactivos adaptados a cada paciente, ejercicios de papel y lápiz diseñados específicamente para la estimulación cognitiva, pero sobre todo objetos y juegos que puedan servir para generalizar lo trabajado en terapia a la vida cotidiana, lo que se llama Neuropsicología Funcional.

La duración de las sesiones puede ser de 30 minutos o de 45 minutos.

El número de sesiones semanales puede variar en función de lo acordado entre familiares, paciente y terapeuta. Lo recomendable son entre 2 y 5 sesiones a la semana, dependiendo de la gravedad de la afectación.